Actualidades

Filipinas: Distribuyen agua y arroz a damnificados

  • tifon

TACLOBAN, Filipinas (AP) — Soldados trepados en camiones distribuyeron arroz y agua el jueves en la devastada ciudad filipina de Tacloban, mientras equipos con motosierras cortaban escombros en los caminos bloqueados, pequeñas señales de que los prometidos esfuerzos de ayuda están comenzando a tomar velocidad a pesar de que hay miles de personas varadas en el aeropuerto desesperadas por irse.

Los primeros aviones C-130 llegaron a las 3 de la madrugada al aeropuerto de Tacloban, el primer vuelo nocturno desde que el tifón Haiyán (o Yolanda) azotó el viernes, lo que indica que los sistemas de control aéreo están en marcha para una operación continua, un requisito previo para la masiva operación de ayuda que se necesitaba.

Agua, alimentos y suministros médicos de Estados Unidos, Malasia y Singapur descansan sobre paletas a lo largo de la pista.

Autoridades militares están entre los miles que esperan afuera del aeropuerto tratando de rescatar a sus familias.

“Mi familia no tiene nada qué comer, no tenemos dónde quedarnos”, dijo el sargento William Escala. “No podemos soportar el hedor. Los niños se están enfermando”.

Mientras los engranajes de lo que se promete ser un masivo esfuerzo de ayuda internacional comienzan a girar, todavía no es suficiente para las 600.000 personas desplazadas, muchas de ellas sin hogar, hambrientas y sedientas, cuya subsistencia quedó destruida.

Gran parte de la ayuda -y el personal necesario para distribuirla- está atorada en Manila y el aeropuerto cercano de Cebú, a 45 minutos en avión.

Algunos desesperados residentes han recurrido a saquear comida. Turbas irrumpieron en una bodega de arroz en Leyte y colapsaron una pared, lo que mató a ocho personas. Miles de sacos de granos fueron saqueados. Pero la policía dijo que la situación mejora en el terreno.

La cifra de fallecidos aumentó a 2.357, según un conteo nacional de la agencia del manejo de desastres. Se prevé un incremento en la cifra, tal vez de forma importante, cuando se tenga información precisa de toda la zona siniestrada, que se extiende en una amplia franja del este y centro de Filipinas, pero parece estar concentrada en sólo dos islas importantes, Leyte y Samar.

Gegham Petrosyan, del Comité Internacional de la Cruz Roja, dijo que la destrucción a lo largo del litoral sur de Samar es “enorme”.

“La gente está desesperada por ayuda vital”, indicó Petrosyan. “Sin embargo, las restricciones logísticas y de seguridad siguen afectando la distribución de la ayuda que se necesita con desesperación”.

Los periodistas de The Associated Press Chris Brummitt y Teresa Cerojano en Manila colaboraron con este despacho.

© 2013, La Prensa Asociada.

tifonBomberos recogen el cadáver de una de las víctimas del tifón Haiyan en Tlacobán, Filipinas, el 13 de nobiembre del 2013. (AP Photo/Dita Alangkara)

About the Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.