Actualidades

Assad niega ataque químico

WASHINGTON (AP) — El presidente sirio Bashar Assad dijo que un informe de la ONU que halló “pruebas claras y contundentes” de un ataque con gas neurotóxico sarín en Siria el mes pasado “no es realista” y negó que su régimen lanzara el ataque que dejó centenares de muertos.

En una entrevista para el canal Fox News realizada en Damasco y emitida el miércoles, Assad dijo que los terroristas eran culpables del ataque con armas químicas, que según Washington mató a más de 1.400 personas, incluidos cientos de niños. Dijo que se entregaron a Rusia las pruebas de que grupos terroristas emplearon gas sarín y que el país europeo posee pruebas satelitales de que los cohetes del ataque del 21 de agosto fueron lanzados desde otra zona.

El informe de Washington no asignó culpas, pero según muchos expertos que lo interpretaron, todos los indicios apuntaban a las fuerzas de Assad como autoras del ataque. Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia utilizaron las pruebas del informe -en particular, el tipo de cohetes, la composición del agente y la trayectoria de los misiles- para declarar que el gobierno de Assad era el responsable.

“La historia no se sustenta”, dijo Assad. “No es realista… No usamos armas químicas en Ghouta”, un suburbio de Damasco.

La entrevista, transmitida el miércoles, fue realizada en Damasco por el ex legislador demócrata Dennis Kucinich para Fox News y por el corresponsal de la misma televisora Greg Palkot.

Assad dijo que su gobierno cumplirá el acuerdo alcanzado con funcionarios estadounidenses y rusos para entregar sus armas químicas. Dijo que según los cálculos que ha recibido, destruir esas armas costaría 1.000 millones de dólares y tomaría aproximadamente un año.

“No dijimos que nos uniremos parcialmente… Nos unimos plenamente. Enviamos la carta. Enviamos el documento. Y nos comprometemos a cumplir todos los requisitos de este acuerdo”.

Dijo que Siria estaba dispuesta a hablar con expertos sobre los aspectos técnicos de lo que será, dijo, una tarea complicada. Añadió que estaba dispuesto a proporcionar una lista de armas y dar acceso a los expertos.

“Podemos hacerlo mañana”, aseguró.

“No se trata de la voluntad”, dijo Assad. “Se trata de la técnica”.

El presidente sirio calificó el ataque del 21 de agosto de “odioso” y “criminal”, pero sostuvo que nadie verificó la credibilidad de los videos o las fotografías de las víctimas.

“No se puede elaborar un informe sobre la base de videos”, dijo. Luego agregó: “Hay muchas falsificaciones en el internet”.

Argumentó que las fuerzas de oposición, a las que se han unido extremistas de la yihad, podrían haber tenido acceso al sarín.

“Al gas sarín lo llaman un gas de cocina. ¿Saben por qué? Porque cualquiera puede fabricar sarín en su casa. Cualquier rebelde puede fabricar sarín”, aseguró. “Segundo, sabemos que todos los rebeldes tienen apoyo de gobiernos. Así que cualquier gobierno que tenga ese producto químico puede proporcionarlo”.

Según Assad, se han alterado las proporciones en las fuerzas de oposición a lo largo de más de dos años de conflicto, y entre el 80 y 90% eran miembros de al-Qaida o sus filiales.

“Al principio, los yihadistas estaban en minoría. Al final de 2012 y durante este año, se convirtieron en mayoría con el arribo de decenas de miles de otros países, dijo, y agregó que los financiaban individuos que compartían sus ideologías extremistas.

Assad dijo que nunca habló con el presidente estadounidense Barack Obama. Preguntado si lo haría, dijo que dependería del contenido de la conversación.

“No es una plática ociosa”, dijo.

Su mensaje a Obama, dijo, sería que “siga el sentido común” del pueblo estadounidense.

Los estadounidenses se han mostrado renuentes a apoyar un ataque militar a Siria por temor de que el país se viera inmiscuido en la guerra.

© 2013, La Prensa Asociada.

About the Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.